TUCUMÁN

Atropelló a un ladrón que le había robado a su novia y está detenido por homicidio

“Por favor, no publiquen nada. Ese pobre chico tendrá problemas. Mejor que nadie se entere”, le pidió Lucía al periodista de LA GACETA. La vecina salió en defensa del joven que quedó aprehendido después de haber protagonizado un accidente en el que falleció uno de los asaltantes que habría robado en el negocio de su pareja.

Eran cerca de las 23 cuando una joven de 18 años atendía el drugstore de la avenida Adolfo de la Vega y Lavalle, acompañada por su novio, Lucas Leandro Rearte, de 18 años. De pronto, ingresaron al local dos jóvenes con pistolas y, después de amenazarlos, les quitaron dinero. Salieron del local, se subieron a una moto y huyeron del lugar.

Rearte, que es yerno del propietario del local, se subió a su Toyota Corolla y los persiguió. Al llegar la esquina de Adolfo de la Vega y Las Piedras, embistió a los sospechosos y luego chocó con un Renault Megane que estaba estacionado en la avenida.

“El impacto fue muy fuerte. No entendíamos nada. Veíamos que desde el sur llegaba mucha gente corriendo que sabía que los que iban en la moto eran los asaltantes. Algunos los querían agredir, pero hubo otros vecinos que impidieron que lo hicieran porque estaban muy heridos. El chango que los chocó, en cambio, tenía una cara de espanto muy fuerte”, explicó Marcio Pedraza, uno de los tantos curiosos que se arrimó al lugar donde se produjo el desenlace del hecho.

Los dos supuestos motochorros, después de que personal de la Seccional 3ª y del Servicio 911 calmaran a los vecinos más iracundos, fueron llevados al hospital Padilla en una ambulancia. Al centro asistencial llegó sin vida Alfredo Sebastián Casales (26 años) y su compañero, Juan José Miranda (30), sigue internado por las serias lesiones que sufrió. Éste habría salido en libertad en agosto pasado, luego de haber cumplido con una condena de cinco años por robo agravado. El fallecido, según confirmaron fuentes judiciales, también podría haber sido detenido por haber cometido delitos contra la propiedad.

Rearte quedó aprehendido y ayer declaró en tribunales. La fiscalía que conduce Adriana Giannoni pidió a un juez que siguiera detenido al menos 10 días hábiles más, ya que le imputó el delito de homicidio simple. Si la causa llegara a juicio y fuera encontrado culpable por un tribunal, podría recibir una pena de entre 8 y 25 años.

Con este, ya son 28 los casos de justicia por mano propia que se registraron en la provincia en lo que va del año. Con relación a 2018, el número de hechos se triplicaron, ya que las publicaciones de LA GACETA, fueron 9 en idéntico período del año.

“Lo conocía de vista porque él estaba en el drugstore cuando compraba. No era violento, ni pesado. Evidentemente se cansó de los hechos de inseguridad que se viven en la zona y por eso decidió tomar ese camino, que no es el correcto, pero por la situación que estamos viviendo, muchos piensan que no hay otra”, comentó Juan Carlos Díaz, vecino del lugar.

Los habitantes de la zona comentaron que ese sector de la ciudad es bastante complicado. “Los motochorros van y vienen. Hay que estar muy atentos porque en cuestión de segundo te sacan todo. Tengo entendido que a la novia del chico que manejaba el Toyota había sufrido un arrebato hace muy pocos días”, indicó Marcos Fernández.

Fuente: La Gaceta (Tucumán)