MAR DEL PLATA

Reclaman el cumplimiento de la Emergencia Alimentaria

El concejal de Sumar, Santiago Bonifatti, reclamó el cumplimiento de la Emergencia Alimentaria en el partido de General Pueyrredón y aseguró que no se han llevado a cabo “acciones concretas para disminuir el hambre en nuestra ciudad”.

El proyecto de ordenanza fue aprobado por unanimidad en diciembre por el Concejo Deliberante. Bonifatti expresó que “es increíble que estemos llegando al final de la gestión del intendente Arroyo y los vecinos de Mar del Plata y Batán sigan sin poder comer”. “Pedimos declarar la Emergencia Alimentaria no sólo para actualizar el irrisorio monto de $ 300 pesos de la tarjeta alimentaria, sino también para facultar al ejecutivo de impulsar acciones, celebrar acuerdos, convenios y toda otra medida correspondiente que se encuentre dirigida a atender la demanda alimentaria de las personas en situación de vulnerabilidad socioeconómica, y nada se hizo”, agregó.

El proyecto para declarar la emergencia alimentaria fue aprobado sobre tablas el 13 de septiembre por el Concejo Deliberante, en sintonía con la decisión de la Cámara de Diputados de la Nación.

La ordenanza implica que el Ejecutivo deberá realizar un relevamiento de la cantidad de comedores que existen en la ciudad con el objetivo de actualizar el Registro Único de Comedores y Merenderos. Además, tendrá que supervisar la entrega de alimentos secos, frescos y lácteos. Otra de las obligaciones del Ejecutivo será actualizar el monto asignado a las tarjetas alimentarias municipales, llevándolas al monto que otorga la Provincia en el marco del programa Más Vida.

“Es imperioso que el gobierno realice un relevamiento de la cantidad de merenderos y comedores existentes para actualizar sus registros, supervisar y hacer seguimiento de la entrega de alimentos secos, frescos y lácteos, ya que la gente no sólo come poco, sino que además se alimenta mal”, sostuvo Bonifatti.

En la misma línea, el ex candidato a intendente por Consenso Federal consideró que “en una ciudad con tantos recursos como es la nuestra, es imperdonable que los funcionarios no estén pensando en alimentación de sus vecinos como un eje central de gobierno”. “Si no se come bien, no se puede vivir bien y en con esa base es imposible cambiar la realidad de muchos habitantes de General Pueyrredon a futuro”, finalizó.

Fuente: La Capital (Mar del Plata)