Congreso

Casaretto: ‘Con los vencimientos acumulados, la deuda es impagable’

 “Si no se encauza y se hace sostenible en el tiempo la deuda de la Argentina, es muy difícil encontrar respuestas a los múltiples problemas de la sociedad argentina”, explicó el diputado Nacional Marcelo Casaretto este martes en un canal de TV capitalino. Allí dialogó sobre la negociación de la deuda externa, y la presencia del Ministro de Economía Martín Guzmán este miércoles en la Cámara de Diputados, según información enviada a DIARIOJUNIO.

Durante el programa en vivo, emitido este martes a las 21, Casaretto señaló que “la situación actual de la Argentina es que tiene una deuda pública acumulada de 313 mil millones de dólares, de lo cual, en promedio, en estos cuatro años de gobierno, vencen a razón de 50 mil millones de dólares por año”.

Agregó: “En el presupuesto 2020 que presentó Macri en el Congreso, los intereses de la deuda son del 25 por ciento de toda la inversión Nacional. Y si a eso se le suma los intereses de capital, serían el 75 por ciento de presupuesto. Entonces, entre intereses y capital, prácticamente consumiría la totalidad del presupuesto”.

“Claramente es impagable la deuda externa argentina en las condiciones pactadas a lo largo del tiempo y que se profundizó en los últimos cuatro años. Lo importante es que los argentinos estemos unidos sosteniendo la posición del gobierno argentino y del conjunto de la población frente a lo que son los mercados financieros internacionales”, enfatizó al tiempo que remarcó: “Si no se encauza y se hace sostenible en el tiempo la deuda de la Argentina, es muy difícil encontrar respuestas a los múltiples problemas de la sociedad”.

Consultado sobre los acuerdos y desacuerdos entre los diferentes bloques partidarios, Casaretto remarcó que “no es tan relevante la posición política de los partidos. Acá tenemos que ver la defensa de los intereses de la Nación” y recordó que “con respecto a la ley de Solidaridad que planteamos en diciembre, tuvimos el acompañamiento de muchos dirigentes de otros partidos políticos. Aún, la Ley de Deuda que votamos las últimas semanas, en la Cámara de Diputados tuvimos el acompañamiento mayoritario de diputados radicales, del Pro, de Coalición Cívica. En el Senado se aprobó por unanimidad. Acá hay susceptibilidades de los que han sido protagonistas directos. La situación de la Argentina hoy es tan delicada que debemos dejar de lado todo eso y pensar en el interés Nacional”, enfatizó.

“De la deuda actual, el gobierno que terminó, la aumentó un 30 por ciento a lo largo de los últimos cuatro años y el 70 por ciento restante se acumuló a lo largo de los 200 años de la Argentina. Pero eso no es lo relevante, lo importante es que los vencimientos de la deuda están concentrados en el corto plazo y no le permiten al gobierno tener una política de crecimiento económico y de redistribución técnico”, manifestó.

En ese sentido, indicó que “con los vencimientos acumulados, la deuda es impagable. Por eso el presidente Alberto Fernández dice que tenemos la voluntad de pagar, pero necesitamos que nos dejen crecer, invertir, reactivar la economía para poder hacer un calendario de pago”, declaró y detalló: “Primero tenemos que discutir los vencimientos de capital y de intereses. Luego la cuantía de capital y de intereses, que claramente son el doble o el triple de lo que paga cualquier Nación en vía de desarrollo”.

Casaretto destacó la presencia del ministro de Economía Martín Guzmán este miércoles en la Cámara de Diputados explicando el tema de la deuda externa. “Nosotros esperamos que el ministro exponga con claridad y certeza, y esperamos que todas las fuerzas concurran, con sus matices, con sus coincidencias y diferencias; pero planteando de cara a los argentinos cuál es la situación real, qué nos va a permitir recuperar el sendero del crecimiento, del desarrollo, con una integración social, que es nuestra preocupación para recuperar la Argentina”.

Por último, el diputado afirmó: “lo que nosotros planteamos no es una política neutral, sino que tiende al crecimiento ya la redistribución de la riqueza, en este caso, en beneficio de los sectores populares”.