21/04/2017 - 08:18:25 - visitas: 141
Economía

Supermercados y shoppings profundizaron su caída en febrero

Las ventas, de mal en peor

La facturación de los supermercados durante febrero creció 16,3 por ciento respecto de igual mes del año pasado. Sin embargo, si a esa cifra de ventas que informó ayer el Indec se le descuenta la inflación interanual para ese período –estimada en 35,6 por ciento por el IPC de la Ciudad de Buenos Aires, dado que no hay datos del Indec para ese cotejo–, el nivel de facturación de febrero representó una caída en términos reales del 19,3 por ciento interanual. Se trata entonces del peor desempeño desde que asumió el gobierno de Cambiemos. El mayor retroceso en las ventas se registró en electrónicos y artículos para el hogar, con un 2 por ciento menos de facturación, lo que sumado al aumento de precios arroja un desplome todavía más contundente. En los shopping, en tanto, el retroceso de las ventas fue más marcado. La facturación en esos establecimientos creció 13,5 por ciento interanual en febrero, lo que representó una baja de 22,1 descontando la inflación.

La continuidad del declive del consumo se había anticipado en los reportes de consultoras y fundaciones, lo cual se explica por la pérdida de poder adquisitivo de los salarios frente a la inflación y el fracaso del programa Precios Transparentes, que terminó de estrangular las ventas a crédito, el único canal que quedaba de estímulo a la demanda. La venta financiada se retrajo según esas entidades en un 30 por ciento con la eliminación de las cuotas sin interés. Para febrero todas las estimaciones daban algún tipo de caída en el consumo. La Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME) informó un retroceso de 4,1 por ciento en febrero respecto de igual mes del año pasado. La consultora Scentia calculó esa caída en el orden del 6,6 por ciento, mientras el Instituto de Trabajo y Economía de la Fundación Germán Abdala calculó la baja del 0,9 por ciento.

Cuando se van acercando las discusiones paritarias, la pérdida de varios puntos de poder adquisitivo todavía sigue siendo el principal limitante para la reactivación del consumo. Esta situación explica que el aumento en las facturaciones de supermercados y shoppings no llegue a cubrir la inflación del período. El apagón estadístico que dispuso el Indec desde diciembre de 2015 hasta mayo impide tener un dato oficial de suba de la inflación interanual hasta el quinto mes del año. El IPC de la Ciudad de Buenos arrojó para febrero un alza de 35,6 por ciento.

De acuerdo con cifras del Indec, los supermercados facturaron en febrero 24.520,3 millones de pesos, lo que representó un 16,3 por ciento más que los ingresos obtenidos en igual mes de 2016. En enero previo el cotejo interanual había sido un alza (sin inflación) de 22 por ciento. Las ventas acumuladas en el bimestre sumaron los 50.815,5 millones de pesos, con un aumento del 18,8 por ciento.

Aunque todas por debajo en al menos diez puntos respecto del aumento del nivel de precios del período, las mayores alzas en la facturación tuvieron lugar en supermercados de Neuquén, con el 24,3 por ciento, seguido por Chubut (22,4), Córdoba (20,6) y Mendoza (17,2). En la Ciudad y el Gran Buenos Aires los ingresos crecieron 13,8 y 15,5 por ciento, respectivamente. En el norte es donde se exhibió el peor desempeño, con subas interanuales de 6 por ciento para Tucumán y de 10 para Salta. En estos casos el aumento fue de más de 20 puntos por debajo de la inflación.

Si se analiza por grupo de artículos, ninguno logró un nivel de ventas que deje entrever una mejora en términos de unidades y todos estuvieron a la zaga del aumento de precios. De hecho, los que muestran una mayor demanda corresponden a los productos que más aumentaron en los últimos doce meses. La venta de lácteos facturó en los supermercados un 25,9 por ciento más, seguido por artículos de almacén (23,4), Bebidas (23,3), panadería (22,6), verdulería (19,5) y carnes (14,1). Además del desplome en electrónicos, de 2 por ciento sin tomar en cuenta la inflación, en textil y calzado apenas sumó 13,7 por ciento.

La caída del consumo del rubro indumentaria se hizo sentir también en las menores ventas de grandes centros comerciales, los cuales facturaron 3605,9 millones de pesos en febrero, un 13,5 por ciento por encima de igual mes del año pasado. En el bimestre los shopping vendieron por 7527,7 millones de pesos, con un incremento interanual del 18,1 por ciento.

Fuente: Pagina 12

Comentarios de nuestros lectores

Dejanos el tuyo...

Al rellenar este formulario y enviarlo, estás acordando no publicar material abusivo, obsceno, vulgar, de odio, amenazante, orientado sexualmente, o ningún otro que de alguna forma viole leyes vigentes.
Para garantizar estas condiciones, tu comentario será revisado por el webmaster antes de ser publicado.