05/12/2017 - 16:38:12 - visitas: 1330
La Memoria

UNA HISTORIA IMPRESIONANTE

NIETA 126 : Adriana no fue abandonada, fue victima como sus padres desaparecidos

Nuevamente las Abuelas dieron la noticia, recuperaron a la Nieta 126, Adriana (su nombre de crianza), hija de Edgardo “el chueco” Garnier (entrerriano, oriundo de C. del Uruguay) y de Violeta Graciela Ortolani, ambos estudiantes universitarios de La Plata aún desaparecidos. En la conferencia de prensa que tuvo lugar este mediodía, las Abuelas la presentaron con toda la felicidad que una acción así puede tener. De esa conferencia participó el colega Sebastian Lacunza que compartió con DIARIOJUNIO este increíble relato. En ese relato Adriana da cuenta que en algún momento pensó que podía ser una niña abandonada, para finalmente concluir que no, que la buscaron y la quisieron mucho. Ahora dijo “Estoy feliz, estoy plena”, y agregó…  “Se me completó la vida”. La tía de Adriana, hermana de Edgardo cuenta no sin humor, que su hermano era hincha fanático de Independiente, era “rojo hasta en eso”, dice. Es importante destacar que la nieta no habló en contra de sus padres de crianza.

Adriana contó que la mamá tenía pensado llamarla Vanesa si era nena y Marcos si era varón. Violeta (nombre de su mamá) tenía 8 meses de embarazo cuando la secuestraron el 8 de febrero de 1977 en La Plata. Obviamente que tenía una partida de nacimiento falsa.

Al hacer uso de la palabra, Estela Carlotto recordó “vamos quedando pocas abuelas, hace pocos días despedimos a Raquel y Marta que no pudieron encontrar a sus nietos, entonces, dijo, Bienvenida nieta 126.

A su turno, la nieta contó su increíble historia : “Me enteré que no era hija biológica de mis padres un sábado y el lunes siguiente ya estaba acá para preguntar si era hija de desaparecidos, más que nada por mi fecha de nacimiento”.

Luego dijo, le dieron turno para hacer los análisis en la Conadi y que cuatro meses más tarde la llamaron para decirle que no había habido compatibilidad con el registro. “Seguí mi vida pensando otra historia, que me habían abandonado, por ejemplo, pero no podía tener certeza, tenía que aprender a vivir con eso. Dónde iba a buscar cuarenta años más tarde”

En estos días recibió el llamado. “Me dijeron que había información que me tenían que dar personalmente y ahí sospeché, me puse muy ansiosa y una compañera de trabajo me acompañó”, siguió contando cómo fue que recibió la noticia.

“Estoy feliz, estoy plena”, festejó.  “Se me completó la vida. La sensación de pasar de pensar que fui abandonada, no deseada, a sentir que fui una persona muy querida, muy deseada, muy buscada, que tengo una familia hermosa y que tengo una abuela, ¡no lo puedo creer!”, espetó con una clara imagen de felicidad.

Finalizada la conferencia de prensa, Adriana pidió que se acerquen a Abuelas. “No pudieron: el amor le ganó al odio. El amor es más fuerte que el odio, siempre”, concluyó.

En ese marco impresionante y emocionante a la vez, se ventiló que Violeta, mamá de Adriana, fue muy sufrida desde pequeña ya que le faltó su madre desde temprana edad. Violeta era de Bolivar Provincia de Bs.As.

También, que un aula del Colegio Nacional de La Histórica Concepciòn del Uruguay, lleva el nombre de Edgardo, el chueco.

En tanto, la abuela paterna, dijo “estos 40 años que ella tiene hoy para mi es ese bebé que nunca tuve en mis brazos 

Comentarios de nuestros lectores

Dejanos el tuyo...

Al rellenar este formulario y enviarlo, estás acordando no publicar material abusivo, obsceno, vulgar, de odio, amenazante, orientado sexualmente, o ningún otro que de alguna forma viole leyes vigentes.
Para garantizar estas condiciones, tu comentario será revisado por el webmaster antes de ser publicado.