La fábrica Estancia del Rosario paralizó su producción

Ni alfajores van a quedar

La fábrica de alfajores Estancia El Rosario paralizó la producción y despidió a 23 de sus 29 trabajadores. El derrumbe de la demanda interna, la incertidumbre cambiaria y el endurecimiento de las condiciones financieras terminaron de asestarle el golpe de gracia a la compañía emplazada en La Cumbre. La decisión del dueño Alan Horwitz también afecta al emprendimiento turístico que funcionaba en las instalaciones de le empresa. La crisis laboral no distingue sectores y desde la Asociación Obrera Minera Argentina advierten que en Loma Negra están en riesgo 194 puestos de trabajo. Se trata de empleos en la planta emplazada en la localidad de Barker, partido bonaerense de Benito Juárez. El gremio y la empresa volverán a reunirse el viernes en La Plata para intentar.

Con una capacidad de producción de 9 millones de alfajores, llegó a fabricar unos 8,5 millones por año. Además de alfajores, la firma fundada en 1924 producía mermeladas, dulce de leche y galletitas. En las instalaciones de Estancia El Rosario funcionaba además una parrilla con cervecería. Asimismo se había concesionado un parque temático. La profundización de la recesión que impacta de frente sobre la demanda interna arrasó con las ventas de la empresa y afectó los ingresos generados por el turismo. Los trabajadores despedidos sostienen que la empresa debe “varios meses de sueldos y aguinaldos”. Además, advierten que no está garantizado el pago de las indemnizaciones debido a la crítica situación financiera de la firma.

La empresa comenzó a registrar demoras en el pago de los salarios en 2016, dos años después de que los nuevos dueños se hicieran cargo. Desde ese entonces, comenzaron a registrarse problemas en la planta, mientras los trabajadores pusieron en marcha una serie de reclamos para pedir la regularización de los pagos. En ese escenario, habían tomado la fábrica como modo de protesta, pero las irregularidades continuaron. La escalada del conflicto llevó a que durante el último período ya no se fabricaba parte de sus tradicionales productos. Una de las deudas más importantes que enfrenta la compañía es con la AFIP.

Por su parte, el ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires será el escenario de una nueva negociación entre la cementera de capitales brasileños Loma Negra y la Asociación Obrera Minera Argentina. Desde el gremio denuncian que la compañía pretende despedir 194 trabajadores para hacer frente al desplome en las ventas registrado a lo largo de los últimos dos años.

“La situación es delicada ya que Loma Negra está en una posición muy dura con respecto a su decisión de despedir gran parte del personal”, indican desde la comisión interna gremial de la planta de Berker. Desde la compañía, en tanto, responsabilizaron a la filial de la Asociación Minera (AOMA) seccional Barker, que representó a los trabajadores, por el fracaso registrado hasta el momento en las negociaciones. “Lamentablemente AOMA Barker no aceptó mantener una operación de molienda y embolsado funcionando en tres medios turnos, que hubiese permitido asegurar la fuente de trabajo de 136 familias”, indicó la compañía.

La empresa había ofrecido mantener una operación reducida con 136 trabajadores y despedir a 194 operarios con el pago de indemnizaciones de entre 150 y 180 por ciento de establecido por ley. La propuesta fue rechazada desde el sindicato y las partes retomarán la negociación el viernes próximo.

Fuente: Pagina 12