OPINION : Claudio Gastaldi

Achicar las expectativas y repensar la Argentina

Aunque el presidente Mauricio Macri acaba de señalar en Córdoba que en su gobierno están "convencidos de que la elección no sucedió", negando nuevamente la realidad, la verdad es bien distinta. Las PASO presagian que la de Octubre (si se llegara a esa fecha), será una paliza electoral más contundente aún. En virtud de esto, vastos sectores sociales ya están sacando cuentas de todo lo que va a cambiar, apenas asuma la fórmula F-F. No es para menos, piensan en cómo era en el gobierno de Cristina (revalorizado) y se entusiasman. Error, habrá que armarse de paciencia. A su vez y si nos dispusiéramos a vivir en un país normal y sin sobresaltos, lo primero a tener en cuenta es que ese país es posible, pero necesitará de nuestro compromiso de ser mejores ciudadanos. Los gobiernos no caen del cielo, los elegimos nosotros y en democracia dependen, para afirmarse o caer, de nuestro apoyo. Por lo tanto, inmediatamente de asumido el nuevo gobierno deberemos discutir, firmar un contrato social y respetarlo ¿En qué debería consistir ese contrato?. Además tenemos que impedir que nos arrastren a las viejas categorías políticas que ya no tienen mayor sentido.¿ que es hoy ser peronista o radical? Adonde ubica a Pichetto por ejemplo? ¿Radical es Moreau o Saez? Pase, vea y participe.

PARA NO OLVIDAR, BREVE REPASO HISTORICO

CFK a no olvidarse, venía de un gobierno como el de Néstor Kirchner que había logrado reducir sustancialmente la deuda externa e interna ; la industria producto de sus políticas económicas antiliberales y cercanas al keynesianismo, estaba en su mejor momento ; el PBI crecía a Tasas chinas (entre el 6 y 7 %) ; el desempleo se había reducido y como decía NK habíamos “salido del infierno y estábamos en el purgatorio”.

Ahora hemos retrocedido casi a niveles del 2001, de modo que habrá que achicar expectativas, además de pensar que el poder fáctico, entre ellos los medios de comunicación hegemónicos, tratarán de esmerilar el poder del nuevo gobierno. Y para desgranar ese apoyo social al gobierno que elijamos, apuntarán a Ud. lector-ciudadano.

Como en los años de Cristina, esos medios querrán tenerlo de socio, como cuando lograron que Ud que era beneficiado se sintiera perjudicado y despotricara todo el día contra la yegua y el gobierno que lo favorecía.

¿o acaso no está más que claro que antes la pasaba mejor que ahora? Y que toda aquella diatriba no era más que un cuento para lograr  que esta sanguijuela se adueñara del país, le quitara ese bienestar e hiciera esta sangría.

Lo confesaron ellos apenas asumidos cuando Javier González Fraga dijo “Le hicieron creer al empleado medio que podía comprar celulares e irse al exterior”. Así de textual, sin rubor, sin complejos, así son, asi piensan. O sea, a Ud solo lo necesitan para azotar al gobierno que lo ayuda, no para participar de la fiesta de ricos.

 Por esta razón, el nuevo gobierno deberá abrir un gran debate nacional sobre la necesidad de pensar un país que nos contenga a todos ; un país que nos invite a ser mejores ciudadanos ; un país que nos haga sentir de verdad que somos imprescindibles en la construcción de algo que nos pertenecerá por siempre y que será el legado a nuestros hijos y nietos.

 

EL NEOLIBERALISMO Y LAS CATEGORIAS POLITICAS

Lo primero que debemos saber y aprender de una vez por todas las/os ciudadanos y a efectos de no atropellarnos nuevamente con la misma piedra, es que cada vez que llegan gobiernos con políticas neoliberales, el país termina en crisis.

Saber también que el neoliberalismo favorece solo a los más ricos que, a su vez, son los que lo impulsan y sostienen. Pero que, para lograrlo necesitan del ciudadano de a pie ya que, los ricos son una ínfima minoría y sin los votos suyos nunca llegarían al poder.

Antes llegaban al poder mediante golpes de Estado porque no tenían partidos políticos capaces de convencer a la sociedad de sus virtudes, al contrario, a esos partidos (UCD ; Nueva Fuerza ; etc) la sociedad le tenía picado el boleto. Ahora, las armas del neoliberalismo son los medios de comunicación hegemónicos y monopolicos. En rigor, los que convencieron al pobre para que vote al rico y no solo eso, los que le hicieron creer que si es empleado no puede aspirar a mucho, deberá conformarse con comer y pará de contar. Esos medios hicieron estragos en la cabeza de millones de ciudadanos, aquí y en todo el planeta.

Y por último aprender que las viejas categorías políticas NO VAN MAS.

Ser peronista o radical nos viene diciendo bastante poco desde hace rato. Salirse de ese lugar y comprender los nuevos tiempos es imprescindible.

¿Miguel Angel Pichetto, es peronista? ; ¿Quién es más radical, Leopoldo Moreau o Ernesto Sanz? Y así podríamos seguir con una lista interminables de personajes vestidos con un ropaje que están lejos de representar.

El macrismo está atestado de menemistas reciclados que ahora no tendrán problemas en pasarse con todo su bagaje a la formula F-F y ya empezará a escuchar a cientos de radicales despotricar contra MM, luego de haberlo acompañado y apoyado en esta sangría económica y social.

Desde siempre el radicalismo tuvo en su seno al sector “alvearista” o sea, la derecha, el conservadurismo y el peronismo idem, contuvo en su interior a sectores de derecha, centro e izquierda. Un menjunje que la información social comenzó a despejar.

Ahora hay que soportar un archivo y estos están cada vez más a la vista, por eso se la revaloriza a CFK a pesar de todo el escarnio público que soportó por casi una década. Nadie como ella en la política de hoy, puede mostrar esa coherencia entre lo que dice y lo que hace.

La virtud del kircherismo es que vino a transformar las categorías políticas y a provocar un reacomodamiento ideológico. De allí que, entre los K, se va a encontrar con peronistas (que comprendieron el alcance de Perón y Evita) ; zurdos de distintas procedencias ; Yrigoyenistas ; Socialistas y ex militantes de los años 70 a los que el menemismo les había quitado las ilusiones y que encontraron en Néstor y Cristina, la vía más adecuada para concretar mucho de los sueños setentistas con las herramientas de la democracia.

En otras palabras, lo que alguna vez desde el Partido Intransigente primero y desde el alfonsinismo después, se propuso como una especie de Tercer Movimiento Histórico, del que hablaremos en otra nota, pero que se podría sintetizar como la síntesis superadora de los dos movimientos anteriores, el Yrigoyenismo y el Peronismo.

 

QUE SERÁ EL PACTO SOCIAL Y QUE APORTARA CADA UNO

Estamos de acuerdo con que hay que reactivar la economía? Claro, quien puede estar en contra de esta consigna, sin embargo, cuando hablamos de esto comienzan las diferencias. Los neoliberales creen que la economía se reactiva si las empresas invierten y estas lo hacen si los salarios son bajos, los llaman “competitivos”, un eufemismo como este del “reperfilamiento” en vez de decir default. Los neoliberales la quieren toda para ellos. Dicen “que sea el mercado el que regule”, generan ejércitos de desocupados que luego trabajan por monedas. Ese es el plan del neoliberalismo.

En tiempos de Néstor y Cristina la economía se había reactivado por dos razones principales : se generó trabajo y los trabajadores estaban mucho mejor pagos que ahora y sus salarios, paritarias mediante, siempre estaban por encima de la inflación. Un ejemplo de “la patria es el otro”

Y se generó trabajo porque se puso el acento en las pequeñas y medianas empresas que, germinaron como hongos.

Con trabajadores que tenían plata en sus bolsillos, se generó un consumo cada vez mayor, entre otras cosas porque el gobierno K decidió NO DOLARIZAR la economía como sí lo hizo Macri que nos hace pagar los servicios de luz, gas, etc. Como si fueramos europeos pero con sueldos del tercermundo.

El otro aspecto poner toda la energía en la formación y el estudio. A ese rubro destinarle todos los recursos posibles, igual que a la ciencia y técnica

También aquí estamos todos de acuerdo ¿pero como se logra, con que recursos? Es imposible pensar un país JUSTO y con MOVILIDAD social si no le damos a todos la misma posibilidad y los recursos como en los países más avanzados salen de poner todos un poquito, pero en especial diseñar un país en el que pongan más los que más tienen.

La Mesa de los Argentinos el primer razonamiento que explica esta frase es la verguenza que debiera significar para cualquier argentino que vivimos en un país que produce alimentos para 400 millones de personas y que, en ese país NO podemos permitir que haya gente que pase hambre.

De ahí arrancamos, pero hay más. Somos el país del trigo y por tanto exportamos trigo, pero ese trigo no le puede salir lo mismo a un europeo que a un connacional. Dolarizar la economía es eso, que le salga lo mismo a todos. Así los únicos que ganan son los exportadores de ese grano que se produce en un territorio que hasta donde sabemos es de TODOS los que nacimos aquí ¿o no?

El "lomo solo para el que lo pueda pagar"? como decía Alfredo De Angeli. O a Ud también le gustaría comer lomo de vez en cuando o asado, que ahora es prohibitivo. Días pasados estaba en una carnicería y un hombre comenzó a comprar para hacer un asado ¿que compraba? : chinchulín, tripa gorda, chorizo, morcilla, etc. menos carne. ¿en ese país queremos vivir? SEGURO QUE NO.

Ahora bien, si no quiere vivir en ese país deberá saber y aprender de que modo Ud podrá defender al gobierno que le permite que Ud. como argentino tenga derecho a vivir dignamente. Acabar con esa perorata neo-liberal que dice que los políticos son todos iguales. ESO ES FALSO. y si no fuera FALSO y ordinario como papel de cohete, no habría millones de esperanzados en la vuelta de Cristina, que hasta no hace mucho la destrataban creyendo en espejitos de colores.