Legislatura

Cáceres pidió al Ejecutivo reubicar fuera de la zona urbana a los dos penales de Paraná

Mediante un proyecto de resolución que también lleva las firmas de Julio Solanas, Stefania Cora, Juan Huss y Carina Ramos, aprobado durante la sesión de Diputados que tuvo lugar este miércoles, el legislador oficialista instó al Gobierno provincial a dar inicio a la relocalización en un nuevo predio y edificio, las Unidades Penales N° 1, “Juan José O’Connor”, y N° 6 de Mujeres, “Concepción Arenal”, según información enviada a DIARIOJUNIO.

José Cáceres

En sus fundamentos, el proyecto se basa en una iniciativa que tuvo lugar en 2010, y que se proponía reubicar las Unidades Penales provinciales que hubiesen quedado dentro de los cascos urbanos. En ese sentido, José Cáceres, diputado del bloque oficialista en la Cámara Baja entrerriana, señaló que, mediante aquél programa, “se logró la construcción de la Unidad Penal Nº 8, una cárcel de máxima seguridad, en Federal; y el traslado integral de la Unidad Penal de Gualeguaychú hacia la Granja Penal Colonia El Potrero el cual se concretará antes que finalice el corriente año”.

Aquella acción contemplaba la construcción de una nueva Unidad Penal para la ciudad de Paraná, con el objetivo de trasladar la cárcel de varones, a lo que el diputado solicitó “sumar a la Unidad Penal Nº 6 de mujeres “Concepción Arenal” de nuestra ciudad. Respecto a esta última, es dable remarcar que las internas mujeres tienen determinadas particularidades propias de su género, donde en determinados casos se encuentran alojadas junto a sus niños de corta edad que prevé la ley vigente, lo cual amerita se disponga de espacios determinadas para garantizar la relación madre-hijos, en ese especial contexto que implica el encierro”.

Dijo que, de llevarse adelante, la reubicación de los penales, “debe ser pensada y proyectada bajo la plena observancia del Art. 18º de la Constitución Nacional y los Tratados Internacionales de Derechos Humanos con jerarquía constitucional incorporados por el Art. 22º de la Carta Magna y la Ley 24.660, los cuales fijan las garantías mínimas que deben respetarse a los internos, en primer lugar, por su carácter de personas y en segundo lugar por la finalidad que tienen en la actualidad las unidades penales; así como las Reglas Mínimas de las Naciones Unidas para el Tratamiento de los Reclusos (Reglas Mandela), bajo las cuales se proyecta la organización, servicios, derechos y garantías para los internos”.

“También han de tenerse en cuenta para la prestación de servicios relacionados con la salud mental de los internos, los criterios establecidos por la Ley Nº26.657 de Salud Mental. Con el cumplimiento de dicha normativa se pretende brindar un ambiente a los internos que cumpla con los estándares más modernos respecto del respeto de los Derechos Humanos y la función resocializadora de las unidades penales”, sostuvo.

Para Cáceres, esta decisión “redundaría en beneficios en varios sentidos, no sólo en el mejoramiento del Servicio Penitenciario”. Destacó que el predio donde actualmente se ubican las dos cárceles, “está prácticamente en el centro geográfico de la ciudad”.

Por último, el ex vicegobernador, señaló que “gracias al trabajo y la atención permanente del servicio penitenciario, Entre Ríos se encuentra ante la posibilidad de seguir mejorando de manera planificada y avanzar de forma sustancial”, haciendo referencia los números que detalló en la sesión, donde la provincia aparece debajo de la línea de sobrepoblación carcelaria. Dijo confiar “en la voluntad y el buen criterio del gobierno que encabeza el compañero Bordet, para darle lugar a la propuesta”.