El debate se extenderá durante toda la semana

Caso Bruno Escobar: Comenzó esta mañana el juicio penal contra Pietrantrueno

Comenzó esta mañana en los Tribunales del Concordia el juicio penal contra el empresario de la noche, Guillermo Pietrantrueno, por la caída de Bruno Escobar en el desaparecido boliche de la Costanera "Costa Cruz" , desde una escalera que conectaba la planta superior de la pista bailable con el piso. El accidente ocurrió el 24 de septiembre del 2016 y produjo graves lesiones en la columna vertebral del joven, dejándolo en estado cuadripléjico. Por el hecho fueron imputado Guillermo y Gabriel Pietrantrueno - este último fallecido en el 2017 - por el delito de “lesiones culposas gravísimas” y, según detalló en DIARIOJUNIO el Jefe de fiscales, José Costa, la pena prevé hasta 3 años de prisión.

La primer audiencia inició este lunes a las 9 de la mañana y estuvieron presentes Bruno Escobar y su abogado querellante, Gerónimo De Bueno; el imputado Guillermo Pietrantrueno con sus defensores, Carlos Medina y Pablo Moyano Ilundain, María José Fonseca en representación del Ministerio público Fiscal y el Juez Ives Bastián. En tanto, se prevé que el debate continúe los días 22, 23 y 24 de septiembre. 

Al respecto, el jefe de fiscales, José Costa, adelantó en DIARIOJUNIO que durante el debate se analizarán las pruebas que se vayan presentado y afirmó que "en principio la posición de la fiscalía es pedir la Condena de Pietrantrueno". A su vez, aclaró que en caso de ser declarado culpable, se analizará de acuerdo a lo que surja en el juicio si la pena será o no de cumplimiento efectivo. "No tiene que ver más tanto con el delito en sí, sino, con las características del imputado", aclaró.

Vale recordar que en septiembre del 2016, al momento del accidente, los hermanos Pietrantrueno eran los encargados del Boliche  Costa Cruz, donde ocurrió el lamentable hecho por el que Bruno Escobar, de entonces 19 años, quedó parapléjico. El joven sufrió la quebradura de la quinta y sexta vértebra de su columna tras caer desde unos 4 metros por una escalera que conectaba la planta superior de la pista bailable con el piso. 

En tanto, informaron a DIARIOJUNIO familiares de Bruno, el joven de 23 años estuvo acompañado por sus padres y su cuidador, mientras que el resto del entorno no pudo ingresar por protocolos contra el Coronavirus y debieron esperar el desarrollo del juicio afuera del Palacio tribunalicio