Tribunales

Familiares de Claudia Bertoldi marcharon reclamando por el juicio oral a la kinesióloga Mitre

Esta mañana a las 11, se concentraron cerca de 200 personas, entre familiares y amigos de Claudia Bertoldi, una mujer de 45 años que falleció por mala praxis, en el consultorio kinesiológico de Soledad Mitre, ubicado en calle Ramírez. La manifestación se trasladó varias cuadras, hasta Tribunales para reclamar por el juzgamiento de la profesional. Alberto Bertoldi, comerciante y hermano de la víctima, indicó que le pidieron al Colegio de Kinesiólogos que concreten una reunión como familiares pero nunca se las otorgaron.  “Un Colegio de Kinesiólogos tiene que esmerarse por los buenos asociados y por lo malos. Pero deja de lado a todos los buenos porque tengo un montón de kinesiólogos que me atienden a mí que están en contra de lo que hacen”, indico. “A mi hermana le aplicaron una inyección que le fue director al corazón y eso le causó la muerte”, dijo a DIARIOJUNIO. A Bertoldi le hicieron un tratamiento que consiste en colocar gas carbónico debajo de la piel para eliminar marcas, estrías y grasa localizada. Pero murió a consecuencia de un shock cardiogénico provocado por una embolia gaseosa que, según evidenció la autopsia, significa que le inyectaron gas en el ventrículo derecho del corazón.

“Acá hay personas que realizan ese tipo de tratamiento. Seamos conscientes, esto le paso a mi hermana, pero le puede pasar a cualquier persona que se haga este tipo de tratamiento”, indicó. “Siguen atendiendo y siguen promocionando las mismas cosas”, remarcó Albero Bertoldi. “Sociedad de Concordia, despertemos. Tenemos derechos. La Justicia nos tiene que brindar esos derechos y cuidarnos como cuidan a sus pares cuando pasan las cosas. Cando suceden algún caso en contra de ellos actúan con una celeridad impresionante”, señaló.

El 23 de septiembre de 2020, Claudia Bertoldi - de 45 años y mamá de 3 hijos - asistió al consultorio de los kinesiólogos Federico Girardo y Soledad Mitre a practicarse un tratamiento de estética que consiste en colocar gas carbónico debajo de la piel para eliminar marcas, estrías y grasa localizada. Sin embargo, murió en el lugar.

En noviembre pasado, la justicia imputó a Mitre por el delito de "homicidio culposo o imprudente por mala praxis" y el expediente se estancó ahí. Pasaron seis meses del fatal episodio y su familia exige que la causa sea elevada a juicio.