Se trabaja para que la zona sea declarada Reserva Natural

La CODESAL realiza tareas de limpieza y retiro de residuos forestales del Perilago

La Corporación de Desarrollo de Salto Grande (CODESAL) informó que se está trabajando para que el perilago sea declarado Reserva Natural, posibilitando la protección de la diversidad biológica en la región de Salto Grande. Como parte de dicho plan integral, se busca bajar la densidad de monocultivos de eucaliptus y pino (especies exóticas) en la región, por su alto riesgo ignífugo, y recuperar el ambiente nativo mediante la restauración ambiental, para lo cual una de las etapas consistió en reimplantar especies nativas. Producto del raleo anterior que se hizo sobre las especies implantadas foráneas que datan de épocas previas a la construcción de la represa, una gran cantidad de residuos se fueron generando en la zona. Por tal motivo, el organismo informa a la ciudadanía que se está trabajando intensamente para trasladarlos y depositarlos en el Campo del Abasto y en otros espacios elegidos por CODESAL, para realizar tareas específicas para la eliminación.

En este contexto, se iniciaron las tareas de limpieza y el retiro de residuos forestales generados, evitando así, los riesgos de incendios de magnitud, los cuales serían muy difíciles de controlar y que representaría una catástrofe para la fauna, flora y un riesgo muy alto para los turistas que diariamente visitan esta región.

Estos residuos tienen gran volumen, debido a que los montes no han sido tratados históricamente, llegando a tener árboles de más de 45m de altura, con ramas de copa que superan los 5-7 cm de diámetro, sumado a que estos desechos (ramas, hojas y corteza) demoran décadas en degradarse por las sustancias químicas que poseen estas especies exóticas que hacen que el proceso natural se vea alterado. Es por esto, que serán trasladados y depositados en el Campo del Abasto y en otros espacios elegidos por CODESAL, para realizar tareas específicas para la eliminación.

Las acciones de deposición son coordinadas por personal calificado, quienes estiman un mínimo riesgo o nulo, y posibilita la recuperación ambiental, ya que una zona limpia o con muy poca carga de residuos (ramas y hojas de raleo), permite comenzar con las tareas de reposición y mejoramiento de las condiciones del suelo y planificar cuales son las áreas más apropiadas para la plantación de árboles nativos, para desarrollarse, propagarse y generar el hábitat necesario para recuperar la flora y fauna de nuestra zona.

La conservación del ambiente y el desarrollo sustentable de la región es un eje muy importante para el organismo y fue planificada de manera conjunta a la secretaría de Ambiente, biólogos, asociaciones y organizaciones no gubernamentales ecologistas con acciones concretas que beneficien a las generaciones futuras.